Los niños y los smartphones

Los niños y los smartphones

En un mundo tan tecnológico como el que estamos viviendo, la relación entre los niños y los smartphones se está convirtiendo en un tema de atención para muchos padres de familia y maestros en las escuelas, pero ¿Por qué es esto tan malo?

Con la facilidad que representa en la actualidad tener un smartphone no es de extrañarse que incluso los niños tengan acceso a estos dispositivos, de hecho según un estudio de TechCrunch los niños adquieren su primer smartphone a la edad de 10 años. Entre otras cosas, el anterior estudio señala que el 39% obtiene su primer cuenta en redes sociales a los 11 años, con todas las ventajas e inconvenientes que representa.

Con todo esto han surgido muchos estudios que hablan sobre el mal que hacen estos dispositivos a los niños, por lo que los padres de familia están «satanizando» el uso de estos, pero, ¿Realmente una tecnología como los teléfonos inteligentes son tan malos para los niños?

Yo creo que la tecnología está allí y seguirá estando allí siempre, no podemos hacer absolutamente nada para impedirlo o para que los pequeños no tengan contacto con ella.


Suscríbete!

Suscríbete a nuestra lista de correo y recíbe los últimos contenidos directamente en tu bandeja de correo electrónico, puedes elegir únicamente de que categoria del blog quieres recibir contenido.

Suscríbeme

Me recuerda a blockbuster, una compañía de renta de videojuegos y películas VHS, que vio venir el cambio que representaba la tecnología ( la posibilidad de ver películas en línea) y no se adaptó a ella, tenía todo para convertirse en un Netflix, no se adaptó y prácticamente desapareció.

Lo mismo puede estar pasando ahora con los niños y los smartphones, los padres de familia deberían poder adaptarse a algo que es tan necesario como la tecnología y no darle mal uso o impedir el mismo.

Considero que los smartphones por si solos no son algo dañino, pero si nos encontramos con padres de familia que le dan el teléfono a un niño para «apagarlo» entonces creo que el problema está en los padres que no saben orientar su uso.

 

Los smartphones son una herramienta de educación estupenda para los niños que, si se les orienta al cómo, cuándo y dónde utilizarlo, abrirá sin lugar a dudas varias puertas para los pequeños en el futuro. No podemos negarles la tecnología, pues esta tecnología es algo fundamental para el mundo digital en el que vivimos.  ¿Y si en lugar de cerrarles una puerta les ayudamos a abrir cientos de ellas?

Los niños y los smartphones podrían aprender a convivir desde pequeños, saber que un teléfono inteligente y el internet son herramientas valiosas que entre más pronto aprendan a utilizarla mejor para su futuro, obviamente con una orientación adecuada de parte de sus padres, y no darles a entender que es un medio de distracción para jugar o incluso evitar a toda costa su uso.

En mi opinión, todo está en el papel de los padres en la educacion de los pequeños por lo que no debemos «satanizar» estos dispositivos por un uso inadecuado de los niños, ya que quienes tienen la responsabilidad de guiarlos, no solo en el uso de los smartphones, en cualquier herramienta o situación nueva en la que se encuentren son los padres – al fin y al cabo los niños son solo niños -.

Clic para valorar esta información
[Total: 1 Promedio: 5]